Los diodos son dispositivos semiconductores que permiten hacer fluir la electricidad solo en un sentido.

La flecha del símbolo del diodo muestra la dirección en la cual puede fluir la corriente. Los diodos son 
la versión eléctrica de la válvula o tubo de vacío y al principio los diodos fueron llamados realmente 
válvulas. 

La electricidad utiliza una pequeña energía para poder pasar a través del diodo, de forma similar a como una persona empuja una puerta venciendo un muelle. Esto significa que hay un pequeño voltaje a través de un diodo conduciendo, este voltaje es llamado caída de voltaje o tensión en directa y es de unos 0,7 V para todos los diodos normales fabricados de silicio. La caída de voltaje en directa de un diodo es casi constante cualquiera que sea la corriente que pase a través de él por lo que tiene una característica muy pronunciada.